Estudiar la competencia antes de emprender

Convertirse en emprendedor y desarrollar una idea de negocio hasta verla hecha realidad es el sueño de miles de personas, por supuesto no es una tarea sencilla, pero tampoco imposible. Ahora bien, para emprender se necesita llevar a cabo diversas tareas y una de las más relevantes es estudiar la competencia.  

Es imprescindible conocer la competencia antes de emprender, se trata de hacer un estudio que puede revelar detalles primordiales, permite poner las ideas propias sobre la mesa y detectar sus debilidades y fortalezas. Estudiar la competencia viene siendo una recolección y análisis de información que ayuda a definir el mejor camino a seguir. 

¿Cómo estudiar la competencia? 

Para conocer el mercado y estudiar la competencia, conviene seguir los pasos a continuación: 

Hacer una visita presencial 

Se trata de hacer un recorrido por la zona donde se tenga planeado comenzar el negocio propio, luego de identificar aquellos negocios que ofrecen los mismos servicios o productos, prestar atención a su ubicación específica, cuáles son sus horarios de trabajo y cómo son sus clientes junto a sus motivaciones de compra.  

También cuáles son sus productos más solicitados e intentar conocer sus características socioeconómicas, esto puede ayudar a determinar cuáles elementos se podrían incluir en el negocio a emprender para aportar algo original y novedoso.  

Un punto muy importante a tener en cuenta, es que hay una competencia directa que se trata de las empresas o negocios que se desenvuelven en el mismo mercado, ofrecen el mismo producto o servicio y por lo tanto su objetivo son los mismos clientes. Pero también existe una competencia indirecta, siendo las empresas que también operan en el mismo mercado y buscan los mismos clientes, pero ofreciendo un producto alternativo.  

Examinar sus recursos y estrategias publicitarias

Durante la visita a la competencia es muy importante prestar atención a cómo presenta sus productos y servicios, las estrategias que utiliza para ello. En suma, analizar todos los recursos que emplee para su publicidad, buscar en periódicos, catálogo, avisos o carteles en la zona, entre otros. Esto permite mejorar la estrategia comercial personal.  

Elaborar un mapa o plano de situación 

Esto para ubicar a la competencia y su radio de acción, teniendo en cuenta cuántos clientes pueden llegar a sus establecimientos caminando y cuantos pueden llegar en su coche. 

Identificar los líderes del mercado 

Esto es crucial, luego de identificar quién tiene el liderazgo dentro de ese mercado en el que se desea incursionar, analizar sus estrategias comerciales, siempre conviene aprender de los mejores. 

Crear vínculos 

Luego de recoger toda la información y realizar el respectivo análisis, conviene hacer un acercamiento a la competencia, una forma de hacerlo es ingresando a las asociaciones y formando parte de las actividades que las cámaras empresariales de la industria organiza. Resulta muy útil conocer e interactuar muy de cerca con los dueños de esas empresas o negocios que representan la competencia. También puede resultar útil hacer una sesión de brainstorming para pensar sobre todos los datos que hemos recopilado. 

Estudiar la competencia es clave

¿Cómo estudiar la competencia online? 

Estudiar la competencia cuando la empresa o negocio es online es igual de importante, en este caso resulta más sencillo, pues toda la información se puede recolectar a través de la pantalla, todo está al alcance de un clic, se trata de ingresar a las páginas web y revisar aspectos como: 

  • La arquitectura y diseño de la web, si tiene un diseño llamativo y original y si permite una experiencia de navegación agradable. 
  • Las categorías a las que da mayor atención o importancia, cuáles son las características de sus productos o servicios y de qué forma los presenta. 
  • Cómo son sus contenidos y si los que ofrece son originales, además de cuáles son las palabras claves que utilizan.  
  • Si publican ofertas y promociones especiales y en ese caso con qué frecuencia y de qué forma. 
  • Analizar sus tarifas y cómo es el proceso de compra venta, cuáles son las facilidades que ofrece al respecto. Algunas empresas permiten consultar sus informes anuales con datos de venta y facturación y compararlos con años anterior para conocer así como ha sido su expansión. 
  • Revisar si están presentes en las redes sociales y cuáles de ellas son, también si comparten allí contenidos, si tienen una comunidad de seguidores y si interactúan con ellos.  

Deja un comentario