Los trabajos de educación infantil tienen una gran demanda

Los puestos de trabajo relacionados con la educación infantil son esenciales y siempre existirán. Una de las cosas que nos ha enseñado la pandemia del COVID-19, el confinamiento y el cierre de escuelas es que la enseñanza infantil a distancia, a través de internet, no funciona. Como solución de emergencia para que los niños continúen aprendiendo los conocimientos que les toca por edad nos sirve, pero viene acompañado de multitud de problemas y carencias.

La educación online es muy válida, o incluso mejor que la presencial en bastantes casos, a partir de cierta edad, que podríamos colocar entre los 16 y los 18. En cuanto a los niños, sin embargo, es bien diferente. Lógicamente los más pequeños ni siquiera saben utilizar un ordenador. Además, para los menores de 14 años es muy importante poder relacionarse socialmente con sus iguales y adquirir habilidades físicas que no se pueden enseñar igual a distancia. Por lo tanto, las salidas profesionales en el sector de la educación infantil son múltiples y están en auge, un tipo de trabajo al que podremos acceder por ejemplo mediante un ciclo online de responsable de aula infantil, un curso que, ahora sí, podemos realizar con todas las garantías por internet.

Profesora de educación infantil con niños

Salidas profesionales de la educación infantil

Es común que, cuando pensamos en enseñanza infantil, se nos venga a la cabeza una escuela. Es normal, pero también hay muchos otros lugares donde poder desempeñar un trabajo relacionado con los niños. Dejando de un lado colegios públicos y privados, tendríamos guarderías, casales, centros de actividades extraescolares… sin olvidar tampoco variantes como la de animación infantil, profesión que podemos llevar a cabo en fiestas, cumpleaños, zonas infantiles de centros comerciales, salones infantiles… ¡Las posibilidades son numerosas!

Requisitos para convertirse en educador/a infantil

Un ciclo formativo de grado superior enfocado a la educación/animación infantil dura dos años y, para poder acceder a él, necesitamos previamente haber adquirido uno de los siguientes títulos: bachillerato, curso de orientación universitaria o título de técnico especialista. Además, de forma reciente, ahora es posible empezar el grado superior si disponemos de un título de ciclo formativo de grado medio, sin necesidad de realizar la prueba de acceso.

Importancia de la educación infantil presencial

Como decíamos más arriba, el cierre de escuelas nos enseñó, por si alguien no lo sabía aún, que la enseñanza presencial es imprescindible para los niños más pequeños. Nuestros hijos e hijas, cuando van al colegio, aprenden muchas habilidades fundamentales para la vida. Aprenden a escribir, a dibujar, a sumar y restar con los dedos, etc… cosas que por internet es mucho más complicado de enseñar. Además, al no saber utilizar un ordenador todavía, los niños necesitan que los padres estén con ellos mientras dura la educación online, con los consiguientes problemas a la hora de conciliar el trabajo, las tareas del hogar…

También es muy importante para los pequeños aprender a relacionarse con los otros niños de su edad. La socialización entre nuestros iguales nos acompaña durante muchos años de nuestra vida y los niños tienen un sinfín de situaciones que tienen que aprender a controlar: desde las positivas como la amistad, compartir juguetes, jugar en grupo o ayudar a quien lo necesita hasta las negativas, como los enfados, las peleas, las frustraciones, aprender que a veces se pierde… Aprendizajes todos ellos que, obviamente, con los niños encerrados en casa no serían capaces de adquirir.

Deja un comentario